© 2015 by Spanischer Anwalt Jose R. Tent , Abogado, EU-Anwalt St. Jakobs-Strasse 11 Postfach 249 4010 Basel

Please reload

Entradas recientes

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas destacadas

Sobre el Intercambio Automático de Información Financiera y sus posibles repercusiones para los nacionales de países de la Unión Europea residentes en Suiza (Suiza y España).

November 16, 2016

 

 

Suiza y la Unión Europea forman parte de la Convención multilateral sobre asistencia administrativa mutua en materia fiscal, el objetivo de este acuerdo es promocionar la cooperación  internacional para un mejor funcionamiento de las leyes tributarias internas, siempre con respeto a los derechos fundamentales de los contribuyentes; está promovida por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). La Convención ofrece todo tipo de medios de cooperación administrativa relativos al asesoramiento y a la recaudación de impuestos, en particular con vistas a combatir la elusión y evasión de impuestos. Los impuestos comprendidos, son los siguientes: todas las modalidades de pagos obligados al gobierno salvo los aranceles de aduana. Por tanto, se aplica a los impuestos sobre la renta o utilidades, impuestos sobre ganancias de capital e impuestos sobre el patrimonio neto, estipulados a nivel del gobierno central. También cubre impuestos locales, contribuciones obligatorias a la Seguridad Social, impuestos sobre el patrimonio, impuestos sobre donaciones y sucesiones, etc. La asistencia intergubernamental/interestatal que se intentará cubrir lo será a través  del intercambio de información (por solicitud, automático o espontáneo), inspecciones fiscales simultáneas, inspecciones fiscales en el extranjero, y también facilitará inspecciones conjuntas.  En el marco de dichas negociaciones relativas a la referida Convención multilateral, y a la aplicación de dicha norma internacional, el pasado 27 de mayo de 2015 se firmó entre Suiza y la Unión Europea  el Acuerdo entre la Unión Europea y la Confederación Suiza relativo al intercambio automático de información sobre cuentas financieras para mejorar el cumplimiento fiscal internacional (denominación según  protocolo modificativo de 19.12.2015 firmado entre ambas partes). El Parlamento suizo aprobó --con reserva de referéndum-- el pasado 18 de diciembre de 2015, aceptar la Convención multilateral, y el desarrollo del marco legal necesario para la implementación del intercambio automático de información ya referido (no se promovió referéndum en contra). Según la hoja de ruta fijada por ambas partes contratantes, el Acuerdo todavía debe de ratificarse por Suiza para su entrada en vigor el próximo 1 de enero de 2017. A partir de dicha fecha los bancos comenzarían a recopilar la información requerida por las autoridades fiscales nacionales, tanto de personas físicas como jurídicas, a fin de que por parte de las autoridades y organismos públicos nacionales tanto de Suiza como de los países miembros de la Unión Europea, se proceda al intercambio automático y efectivo de dichas informaciones a partir del 1 de enero de 2018. Se estima por tanto que la información que se recopile desde el 1 de enero de 2017 corresponderá a dicho ejercicio fiscal, de modo que dichos datos correspondientes al año 2017 ya se comunicarán con efectos fiscales desde el 1 de enero de 2018. Es decir, que si bien el intercambio se producirá a partir del comienzo del 2018, para las declaraciones fiscales a realizar en 2018 las autoridades ya podrían disponer de los datos desde el 1 de enero de 2017. [Abajo, transcribimos el art. 2 apartado 2º del Acuerdo entre la Unión Europea y la Confederación Suiza relativo al intercambio automático de información sobre cuentas financieras para mejorar el cumplimiento fiscal internacional,  ahí podemos ver la información objeto de intercambio y que será reportada por la entidades financieras (bancos) a las autoridades fiscales del país de residencia del cliente]. Así pues, los datos más significativos que se intercambiarán serán los siguientes:

-la información de identificación (por ejemplo, nombre de la persona física o jurídica, dirección, país de residencia, número de identificación fiscal o fecha de nacimiento);

-la información de la cuenta (como el nombre de la institución financiera y el número de cuenta);

-así como la información financiera (como los saldos de cuentas, dividendos, intereses, otros ingresos e ingresos de venta); etc.

El supuesto típico que va a producirse con este intercambio de información automática posiblemente será el siguiente: los residentes en el país A (Suiza), obligados tributarios en dicho país, tienen una cuenta bancaria en el país B (España u otros de la Unión Europea), los bancos en el país B, informan y comunican a las autoridades de dicho país todas las informaciones y datos relevantes, según la normativa indicada anteriormente, que de sus clientes obran en sus archivos. Seguidamente las autoridades de ambos países intercambian automáticamente toda la información recopilada de dichas personas y obligados tributarios, pudiendo hacer uso de ellas conforme a sus leyes nacionales, exigiendo el pago de impuestos adicionales, e imponiendo en su caso sanciones administrativas, o atribuyendo relevancia penal a dichos supuestos; obviamente, y  claro está, sólo habrá responsabilidad si dichas cuentas no estuvieran declaradas en la Agencia Tributaria donde deba de tributar. El hecho de tener una cuenta en el exterior puede ser indicativo igualmente de que se poseen inmuebles sin declarar. En resumidas cuentas, con el intercambio automático de información las autoridades fiscales van a tener una herramienta o fuente de información valiosísima para poder tener conocimiento de posibles defraudadores y podrán tomar las medidas oportunas para fiscalizar dichas conductas y recaudar impuestos que hasta la fecha no les era fácil de localizar o descubrir. Ante esa posibilidad cabe la regularización fiscal previa con anterioridad a un requerimiento por parte de las autoridades y que a fecha de hoy no incluye multas o sanciones sino sólo la referida regularización. De ello nos ocuparemos en una próxima entrada de este blog.

En cualquier caso, a  medida que nos acercamos a las fechas señaladas para que entre en vigor el acuerdo de intercambio de información automatico entre Suiza y la Unión Europea, en el marco del Convenio multilateral parece que se van despejando más dudas sobre la definitiva ratificación por Suiza del acuerdo dentro de este año, si bien es cierto, que la información oficial que nos llega desde el Departamento Federal de Finanzas, ya se da por hecho  que el intercambio se producirá con los efectos y fechas ya expuestas en esta entrada..

 

************************************************************************************************************************

 

Artículo 2

Intercambio automático de información con respecto a las cuentas sujetas a comunicación de información

1.   Con arreglo a lo dispuesto en el presente artículo y a reserva de las normas de comunicación de información y diligencia debida contempladas en los anexos I y II, que serán parte integrante del presente Acuerdo, la “autoridad competente” de Suiza intercambiará cada año con cada una de las “autoridades competentes” de los Estados miembros, y cada una de las “autoridades competentes” de los Estados miembros intercambiará cada año con la “autoridad competente” de Suiza, de forma automática, la información obtenida en virtud de dichas normas y especificada en el apartado 2.

2.   La información que será objeto de intercambio, en el caso de un Estado miembro, con respecto a cada “cuenta suiza sujeta a comunicación de información”, y, en el caso de Suiza, con respecto a cada “cuenta de un Estado miembro sujeta a comunicación de información”, será la siguiente:

a)

el nombre, domicilio, NIF y lugar y fecha de nacimiento (en el caso de una persona física) de cada “persona sujeta a comunicación de información” que sea “titular de la cuenta” y, en el caso de una “entidad”, que sea “titular de la cuenta” y que, tras la aplicación de procedimientos de diligencia debida conformes con los anexos I y II, sea identificada como “entidad” con una o varias “personas que ejercen el control” que sean “personas sujetas a comunicación de información”, el nombre, domicilio y NIF de la “entidad” y el nombre, domicilio, NIF y fecha y lugar de nacimiento de cada “persona sujeta a comunicación de información”;

 

b)

el número de cuenta (o elemento funcional equivalente en ausencia de número de cuenta);

 

c)

el nombre y el número de identificación (si lo hubiera) de la “institución financiera obligada a comunicar información”;

 

d)

el saldo o valor de la cuenta (incluido, en el caso de un “contrato de seguro con valor en efectivo” o de un “contrato de anualidades”, el “valor en efectivo” o el valor de rescate) al final del año civil considerado o de otro período de referencia pertinente o, en caso de cancelación de la cuenta en dicho año o período, en el momento de su cancelación;

 

e)

en el caso de una “cuenta de custodia”:

i)

el importe bruto total en concepto de intereses, el importe bruto total en concepto de dividendos y el importe bruto total en concepto de otras rentas, generados en relación con los activos depositados en la cuenta, pagados o anotados en cada caso en la cuenta (o en relación con la cuenta) durante el año civil u otro período de referencia pertinente; y

 

ii)

los ingresos brutos totales derivados de la venta o amortización de “activos financieros” pagados o anotados en la cuenta durante el año civil u otro período de referencia pertinente en el que la “institución financiera obligada a comunicar información” actuase como custodio, corredor, agente designado o como representante en cualquier otra calidad para el “titular de la cuenta”;

 

f)

en el caso de una “cuenta de depósito”, el importe bruto total de intereses pagados o anotados en la cuenta durante el año civil u otro período de referencia pertinente; y

 

g)

en el caso de una cuenta no descrita en el apartado 2, letras e) o f), el importe bruto total pagado o anotado al “titular de la cuenta” en relación con la misma durante el año civil u otro período de referencia pertinente del que la “institución financiera obligada a comunicar información” sea el obligado o el deudor, incluido el importe total correspondiente a amortizaciones efectuadas al “titular de la cuenta” durante el año civil u otro período de referencia pertinente.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo

© 2016 Jose R. Tent. Todos los derechos reservados. Este documento es una información jurídica elaborado por el abogado Jose R. Tent La información o comentarios que se incluyen en el mismo no constituyen asesoramiento jurídico alguno. Los derechos de propiedad intelectual sobre este documento son titularidad de Jose R. Tent. La utilización  de esta información y documentos ya sea en su totalidad, ya sea en forma extractada, debe de utilizarse previa autorización del abogado, salvo mención expresa del autor y de este blog, o si se comparte a través de las herramientas de este blog y redes sociales referenciadas.