¿Quieres suscribirte y recibir informaciones prácticas y consejos cada semana por correo?
Si te suscribes, recibirás por email,  consejos e informaciones para aclararte* tus dudas   según mi experiencia profesional en Suiza
* si estás interesado, ya seas residente o no en Suiza; y para acercarte la información jurídico legal relevante e imprescindible para este país.

Puedes suscribirte más abajo, pulsando aquí.
 

Abogado en Suiza

 
 
Al margen de si estás o no interesado en suscribirte a la lista de correo que te comento ahí arriba, te cuento a continuación algunas cosas sobre mi forma de trabajar,  y de la profesión de abogado en Suiza, sobre todo si buscas abogados en Suiza que hablen español.


Quizás ya sepas que no es tan fácil contratar a un abogado en Suiza, las citas tardan bastante en fijarse y darse, según  la agenda del abogado, y además que tenemos un precio por nuestros servicios elevado.


No obstante como puedes ver arriba, en el menú de la página web, tienes la possibilidad de acceder rápidamente a una cita conmigo (reserva y confirmación automática), y que por ser la primera cita tiene un precio reducido. Estoy dando ese servicio para que te resulte más cómodo decidir sobre como se producirá nuestra primera cita.

Debido a la pandemia que sufrimos, muchos servicios se dan a distancia, pues los clientes prefieren no desplazarse. Por ello, tienes la oportunidad de reservar una cita por videoconferencia o teléfono, y como siempre también presencial en mi despacho en Basilea.

Además tu eliges el día y la hora, y con una antelación corta para casos un poco urgentes. 



A la hora de contratar un abogado existen numerosas circunstancias que lo dificultan, como por ejemplo, el número de abogados existentes en cada ciudad o cantón, el cual no es muy elevado en comparación con otros países. Además solemos estar muy solicitados y ello no nos permite aceptar a todos los clientes que nos solicitan nuestros servicios. 


Además, ten en cuenta que la decisión final de aceptar un caso o no, es del abogado. 
Yo particularmente ya tengo mucho trabajo. Por lo que no puedo aceptar todos los casos.


 Otro problema aquí en Suiza para los residentes es la comunicación con abogados para hispanohablantes; abogados que hablen y comprendan el español hay pocos, --no os digo ya que lo escriban--, especialmente hay pocos en los cantones del centro y norte de Suiza, los cantones de habla alemana.


Las urgencias tampoco son buenas consejeras, a ningún abogado le gustan, y no se aceptan casos urgentes en la mayoría de casos.


Ya si les pedimos a los abogados que conozcan el derecho español o de otros países de habla hispana, ya se reducen a un puñado de abogados.
 

Por último abogados que ejerzan en otros países además de Suiza, en mi caso en España,  yo diría que se cuentan con los dedos de una mano. 


Mi recomendación es que NO pierdas la oportunidad de conocer de forma muy clara y llana algunos de tus derechos y obligaciones tanto en Suiza como en España y otros países de habla hispana. Suscribiéndote o visitando esta página de vez en cuando.


Recuerda, soy un abogado en Suiza. Y España. Y además estoy también colegiado y trabajo en Alemania.


¿Qué hago yo como abogado además de asesorar?


Resolver disputas, pero también contener disputas y prevenir disputas.


 
En cuanto a contención trato de evitar que los desacuerdos surgidos se intensifiquen excesivamente, conteniendo a las partes y a los abogados.


Por otro lado trato de prevenir las disputas, analizando los riesgos jurídicos, lo que en sentido figurado sería poniendo una valla o protección en un puente o en un acantilado para evitar accidentes, en vez de una ambulancia abajo del precipicio.


Y ello, porque aún no he conocido al cliente que prefiera la resolución de una gran controversia o conflicto hecha ingeniosamente por un abogado, a no tenerla.


Con esta página y las informaciones que voy a ofrecer, vosotros podréis, espero, aprovechar los beneficios, mejoras y ventajas que la justicia puede daros antes que haya surgido un problema.


Espero que podáis reconocer y daros cuenta de cuando un problema legal lo podéis resolver vosotros mismos, con el beneficio que ello implica, resolviéndolo, conteniéndolo o evitándolo, o en cambio cuando realmente vais a necesitar un abogado, con los costes que ello implica.


En ocasiones no necesitarás a un abogado, te podrá ayudar un asesor o gestor, la ayuda online, y la propia atención de la administración pública, que en Suiza es muy buena y amable.


Pero si te hace falta un abogado, me gustaría que tengas una noción de lo que necesitas en realidad y si es necesario un abogado, entonces, y solo entonces, que sepas cuál y de que área realmente te conviene.


Lo que pretendo de veras es que puedas reconocer cuando realmente necesitas ayuda jurídica, y como seleccionar la mejor fuente de asesoramiento a tu disposición.



Y después de este rollo, vamos al grano
 
 
 
Abogado en Suiza


 Mi propuesta para ti es sencilla. 


En relación a mi trabajo y asesoramiento tienes cuatro opciones A, B, C y D.
 
Si te interesa sigue leyendo.



 
A) Sigue leyendo esta página, más abajo podrás leer consejos e informaciones importantes y muy prácticas sobre derecho suizo. Esta página va actualizándose continuamente, cada semana, vuelve a ella todas las veces que quieras y verás como es así. 

Ejemplos: 

# 1 Notas sobre la separación y divorcio en Suiza

Como seguramente conoces, en Suiza, puedes plantear un divorcio de mutuo acuerdo (sin juicio y  amistoso), o bien un divorcio contencioso (a malas). En ambos casos con juicio, y después de un plazo de 2 años de separación, salvo que los dos esposos acuerden divorciarse antes; pero sin acuerdo, los dos años no se los quita nadie al otro, con las repercusiones económicas que conlleva; hay alguna excepción para casos muy graves o suficientemente graves y desagradables.
 
También puedes separarte sin pisar un juzgado o el despacho de un abogado.Se puede hacer con un convenio privado de separación.
 
Lo que no puede faltar en todo convenio es quién se queda en el domicilio conyugal  si alguien se queda en el mismo; cuanto serán las pensiones por de uno a otro, y para los hijos; la guarda y custodia de los hijos y las visitas que se puedan fijar y arreglar o repartir  el uso y disfrute de los bienes comunes. Puede haber más cosas pero lo básico e imprescindible es eso. Los convenios se deben cumplir desde su firma o desde que lo acuerde el Juez según se decida por los esposos o pareja. En general todo lo que se dice de los matrimonios también sirve por extensión para regular otras uniones o para las medidas paterno-filiales.

También debéis saber una cosa, siempre se puede llegar a un acuerdo, de hecho en Suiza es el cometido principal y en el que más insisten los jueces. Muchas veces se alarga todo innecesariamente habitualmente porque a una de las partes le va bien así. Por sentirse más cómoda, porque ya tiene lo que deseaba, al menos provisionalmente en cuanto a la guarda de los hijos, o porque percibe una pensión que le va de fábula. Pensad que hay procedimientos previos como las medidas provisionales o urgentes que aclaran medidas muy importantes de forma rápida, como si alguno de los esposos debe abandonar el domicilio familiar, etc. En Suiza los jueces tienen gran poder decisorio como no podía ser de otra forma, y son elegidos por los partidos políticos (además han contribuido económicamente con su sueldo a su partido), pudiendo seguir una doctrina legal o una aplicación de la ley más progresista o conservadora según al partido que represente. Cuando conozcas quien es el Juez que juzgará tu caso, puedes quizás ya hacerte una pequeña idea de por donde irán los derroteros (por su ideología). También tienes que tener en cuenta que, según el cantón pueden ser más conservadores, e incluso pueden velar, en ocasiones más por los intereses de uno de lo esposos por su origen, situación personal, etc. Asimismo, ten en cuenta también que en un juicio el peso del mismo lo lleva el juez, y no se graba la vista; no intervienen los abogados tanto en la práctica de las pruebas, interrogatorios etc. pues por lo general se dirigen al juez y éste si tiene a bien le pregunta a esposo o esposa. Cuando uno de los cónyuges no habla alemán, va a tener problemas de comprensión por los interpretes y traductores que trabajan para el juzgado, no lo traducen todo ni mucho menos, no es posible seguir y traducir todo lo que se dice por partes, abogados juez, testigos, etc.; se pierde mucho y esa circunstancia frustra muchísimo. 

Fíjate que sólo hemos hablado de unos detalles y ya tendrás dudas y preguntas, pues en esta página tendrás cada semana nuevas respuestas aclaraciones sobre divorcios y separaciones.

Pero de este tema te anticipo que lo más inteligente es llegar a un acuerdo siempre que sea posible, y esforzarse en ello, porque sino prepárate a gastar tiempo, dinero y salud. Mejor olvídate del "hacérselo dificil al otro", y céntrate en lo más beneficioso para tus hijos --si los tiene el matrimonio-- y también en lo que a tí te beneficie. 

Respecto al abogado, si se trata de un divorcio o separación, hay que valorar si cada uno tiene su abogado o si por el contrario los dos acudís  juntos y os representa el mismo. Salvo que esté todo muy claro y haya poco que discutir --o nada-- lo mejor es recurrir a un abogado para el esposo y otro para la esposa. ¿Porqué? Porque hay decisiones por regla general que no pueden ser favorables para los dos. Un  ejemplo imaginemos un matrimonio en que el esposo tiene una edad avanzada y buena posición económica  y la esposa es joven. A cada uno se le asesoraría de una forma, a la esposa joven le podría convenir cobrar la pensión compensatoria como un capital  toda junta de un solo pago, pues si se une a otra persona perderá la posible pensión mensual y regular; mientras al esposo le convendría pagar mes a mes y no hacer un único desembolso, pues si la esposa encuentra una nueva pareja se extinguiría la obligación de pago de pensión. Esto también tiene su repercusión fiscal, pues uno se lo deduce fiscalmente y el otro en cambio paga más impuestos al tributar como una renta más. Entonces puede convenir recibir tal vez un inmueble en vez de una pensión, etc. Hay innumerables ejemplos menos visibles pero igual de relevantes.

Fijate que no he tratado como se fija aquí en Suiza el importe de las pensiones; tampoco las diferencias entre gastos ordinarios y extraordinarios, o la percepción de ayudas estatales para los hijos (Kinderzulage); ni sobre el régimen general actual en Suiza, el de custodia compartida, incluso con pago de pensión cuando existe obligación de un progenitor o cónyuge con el otro.

En Suiza salvo problemas graves de carácter penal, entre esposos, la ley establece una custodia compartida con dos excepciones básicas (incomunicación grave entre cónyuges y respecto a los hijos no creada a propósito por los esposos; distancia entre lugar de residencia entre los esposos)  y una circunstancial (la edad de los hijos, pues por mi experiencia a menor edad e igualdad de posibilidades de cuidados de los dos esposos, más posibilidades que se le asigne a la esposa, para niños más pequeños). 

Bueno, pues cada semana se ampliará la información y consejos prácticos a tener en cuenta en estos temas de familia. Lo verás más abajo en esta página si la revisas semanalmente o con la periodicidad que tu quieras; o si te suscribes al email lo recibirás varias veces a la semana en tu correo electrónico.



#2 A tener en cuenta al casarse

La preparación de un matrimonio no sólo es el lugar de celebración, la forma, civil/religioso, el banquete y el viaje de novios. Desgraciadamente muchos matrimonios no son para siempre. 

Por ello es bueno tener claro algunos aspectos relativos a la movilidad y residencia, y a la ley que se aplicará al mismo, tanto para los conflictos relacionados con el aspecto familiar del mismo, y los relacionados con el aspecto  económico del mismo. Por ello es muy conveniente resolver y dejar atados muchos aspectos futuros para el caso que uno se decida por poner fin al matrimonio.

Vamos con un ejemplo, un caso recurrente es el del un cónyuge ya sea el marido o la esposa, que no son suizos y se casan con un o una suiza. Tienen un hijo o varios hijos y si se rompe el matrimonio pueden quedar atados de por vida a Suiza, no pudiendo regresar a su país o a otro hasta que los hijos sean bastante mayores  o mayores de edad. Frustrándose parte de su vida familiar y/o laboral/profesional. Ten en cuenta que los tribunales suizos, no suelen permitir la salida del país de un cónyuge con los hijos sino hay mutuo acuerdo; y si lo permiten será después de muchos años de proceso y apelaciones y recursos judiciales a todas las instancias superiores que haya. 
 
 
Nadie quiere eso, ni piensa que le sucederá, pero yo lo he visto reiteradas veces, sobre todo cuando un cónyuge es de un país de fuera de Europa. El juzgado suizo siempre se amparará en el mayor beneficio del menor, y al derecho de tener un contacto cercano y regular  con ambos padres (si hay uno de los dos suizos, ya podéis imaginar lo que pasará). 


Esto se puede evitar, en mi opinión, con un buen contrato matrimonial, no hay otra. Además te permite regular muchas más cosas, como el derecho a aplicar al matrimonio, entre, como decíamos, otras consecuencias legales.

Pero lo que quiero que tengas presente, es que el matrimonio puede que no sea para siempre, pero sus consecuencias puede que si lo sean al frustrar otras expectativas;  y los que no se casen pero tengan hijos están en las mismas. 
 
En el derecho más si cabe, como en otros aspectos o situaciones vitales, más vale prevenir ​que curar.


3# Matrimonio, migración y permisos de residencia

Hay gente, la mayoría, que se casa enamorada, y otros que también lo hacen así, pero menos. 

Veamos un ejemplo, dos personas que se conocieron en un tercer país en unas vacaciones o estudios  y deciden casarse en Suiza, o en su país de origen, para luego venir a Suiza y crear una familia  con un permiso de reagrupación familiar.

Se puede hacer incluso con un compromiso de enlace matrimonial, es decir estando comprometidos, pero ojo, si no hay hijos en común, y el matrimonio no ha durado 3 años, igual que has venido te irás. Con lo cual pesa una especie de espada de Damocles sobre tu matrimonio y PERMISO de residencia. Tan pronto se diga que no hay vida marital o conyugal por uno de los cónyuges (incluso viviendo bajo el mismo techo), las autoridades migratorias iniciarán un proceso de expulsión por no concurrir lo requisitos necesarios para mantener el permiso de residencia por reagrupación familiar. Lo que sigue es una larga agonía a veces, y a veces un cambio de pareja semiforzado (búsqueda de una nueva pareja con la que rehacer la vida y de paso quedarse aquí) para mantener las opciones de permanecer en Suiza. Yo creo que se me entiende. Con lo de agonía me refiero al inicio de una serie de recursos administrativos  primero ante las autoridades migratorias y después ante los tribunales  administrativos y superiores para alargar la estancia. Además hemos de tener en cuenta los futuros procedimientos de separación y divorcio para estirar el chicle y beneficiarse de cierto  ahorro y dinero de la caja de pensiones del cónyuge.

Si el matrimonio dura 3 años sin hijos, también harán falta más requisitos para obtener un nuevo permiso de residencia. Integración cultural e idiomas, trabajo o recursos económicos, y una ficha personal  perfecta sin deudas, ni antecedentes policiales o penales. Si no es así, las autoridades migratorias como no puede ser de otra manera --pues la ley está para cumplirse-- tratarán de no prorrogarte el permiso de residencia. Huye de la dependencia de los servicios sociales, pues no hace falta que te lo diga, de ahí es donde primero echan mano para ver cuan rápido emiten una revocación de permiso y la correspondiente  orden de expulsión del país. Todo eso conviene tenerlo en cuenta e ir preparándolo con tiempo e inteligencia. Por ello voy a ir dando consejos al respecto en mis email e informaciones que vaya añadiendo.


#4 Buenas noticias, pide tu devolución de impuestos



Al final la Hacienda española ha rectificado y aceptado lo que los tribunales europeos primero, y los españoles después, resolvieron en cuanto a la cuantía a liquidar que aplicaban a los residentes en Suiza que heredaban en España. Hablo respecto a la fiscalidad en España del impuesto de sucesiones y donaciones. Muchos como tú u otros, igual da que fueran españoles o suizos o de otro país, pagaron una tarifa de impuestos más alta que la de otros herederos residentes en España. Por ejemplo en una herencia en Madrid dos hermanos heredaban cada uno un piso o un dinero, y el que vivía en Madrid  o Valencia o París (Unión Europea) pagaba por ejemplo 5.000 euros en impuestos y el otro que vivía en Suiza pagaba una burrada más, podían ser fácilmente en torno a unos 50.000 euros de más por el mismo impuesto. La discriminación terminó ahora debes pedir la devolución de impuestos pagados de más. Por mi experiencia Hacienda devuelve el dinero ingresado de más, devolviendo incluso los intereses, pero date prisa pues hay un plazo legal de prescripción, es decir para reclamar en general  en la ley de 4 años. Comprueba cuando pagaste y deja que revise tu caso un abogado o gestor que conozca bien el tema, pues en ocasiones los plazos pueden ir más allá pues la jurisprudencia se modifica por sentencias más recientes..


#5 Consejos para y sobre los testamentos


Sobre los testamentos hay una leyenda negra aquí en Suiza, o al menos está la fama de que muchos testamentos no aparecen o se hacen desaparecer por algún heredero no muy beneficiado por ello. 
He tenido muchas consultas sobre si hacer testamento ante notario o un testamento manuscrito, sobre si lo hemos hecho en otro país si habrá que hacer uno en Suiza también, a veces se cree que hay que hacer uno para los bienes en Suiza y otro, por ejemplo para los bienes en España o terceros países. Después hay dudas sobre que ley aplicar o si se puede desheredar a a alguien, etc.

Para ser breve y claro voy a dar unas cuantas informaciones básicas e importantes. Si quieres disponer de tu herencia y elegir bien a los herederos haz testamento, ante notario, ante el Cónsul de tu país, o testamento hológrafo (debe ser manuscrito en su totalidad, y tener fecha y lugar, y debes para mayor seguridad depositarlo en la oficina cantonal de herencias (si la hay en tu cantón) o en su defecto ante un notario o abogado o albacea. Si lo dejas en casa, o se lo das a alguien que lo custodie puede que no aparezca por error o porque también fallezca y acabe extraviado  o por mala fe. 

Si haces testamento puedes elegir la ley que quieres que se aplique, si quieres que sea la de tu país de origen o la de tu país de residencia. Si no eliges se aplica la ley suiza. Si te preguntas qué diferencia hay entre por ejemplo la ley suiza de herencias y la de España, es muy clara, la ley suiza protege más a la esposa y la española a los hijos (cuando me refiero a proteger, es más bien que da más parte de la herencia/patrimonio a la esposa respecto a los hijos). 

Si no haces testamento se repartirá como diga la ley y a los herederos legales.
 
Hay herencias fabulosas y hay herencias desastrosas en cuanto a lo económico, por ello hay que conocer los plazos para repudiarlas. Tienes que tener en cuenta que la herencia se acepta o rechaza en su totalidad y tiene efectos sobre los bienes mundiales, no  se puede elegir aceptar unos bienes en Suiza y rechazar otros en otro sitio. 
 
Las cuotas o partes que le corresponden a los herederos se pueden ceder o vender a otros coherederos, ese punto es interesante e importante y lo trataré en un email pronto. 

A veces aparecen bienes  o deudas después de repartir la herencia, hay que estar atento a estos puntos y como evitar riesgo aceptando por ejemplo la herencia a beneficio de inventario (aquí hay un plazo de 3 meses muy importante), es decir la acepto si no voy a endeudarme o salir perjudicado, con el inventario la ley permite excluir por tanto los riesgos. Como decíamos si aparecen nuevos bienes, perfecto se hace una ampliación de herencia y problema regularizado o resuelto.

Tened en cuenta que los seguros no forman parte de la herencia y el beneficiario los cobrará incluso rechazando la herencia.

Por todo esto, se aconseja muchas veces preparar bien la herencia que se va a dejar, o incluso, claro está haciendo donaciones y repartiendo en vida parte o la totalidad del patrimonio de una vida. 

Los esposos pueden firmar pactos sucesorios en un contrato matrimonial y dejar bien claro estos temas que afectan a su matrimonio y sus herederos; por ejemplo aclarando puntos sobre los hijos previos de otro matrimonio etc. 


Pero no solo trato temas de familia, como ves (arriba hay 5 ejemplos) también doy informaciones y consejos  sobre sucesiones, donaciones y herencias; de migración;  y muchos otros temas como alquileres;  contratos e incumplimiento de contratos; deudas y quiebras; asuntos de tráfico; de administraciones públicas; de emprender con negocios y sociedades;  de impuestos; de pensiones como las de viudedad, o prejubilaciones; sobre cómo preparar el regreso  a tu país de origen y dejarlo aquí todo bien resuelto aquí en Suiza.



No olvides que muchos asuntos los puedes resolver sin abogados, debes saber diferenciar cuando necesitas su ayuda y cuando no, pues como he dicho aquí en Suiza --como todo en este país-- somos caros y estamos, unos más que otros, muy ocupados para aceptar todos los casos que nos plantean; otras veces, simplemente no llevamos un asunto por cuanto que no es nuestra área de trabajo o especialización (yo por ejemplo no llevo asuntos de derecho laboral, ni asuntos penales, salvo gestiones previas ante la fiscalía hasta la emisión de una orden penal).


*****          *****          ***** 



B) Suscríbete a mi lista de correo, más abajo puedes hacerlo, y verás que mando varios emails a la semana a mis suscriptores  con informaciones importantes y con ejemplos prácticos para estar al día y al corriente aquí en Suiza,  según mi propia experiencia como abogado en Suiza con  mis clientes y  las dudas más comunes que más me han consultado hasta la fecha.



 *****          *****          ***** 


C) Reserva una cita por videoconferencia o presencial en mi despacho de Basilea.

Una de mis máximas es
 que para cada problema legal existe una solución objetiva, pero hay que hallarla.

Teléfono: 0041 61 273 66 12

Email: josetent@yahoo.es

Dirección: Sankt Jakobs-Strasse 11, 4052 Basilea, Suiza
 

 

 

 

 

*****          *****          *****  

D) Si no quieres o puedes leer, o prefieres escuchar, pronto tendrás a tu disposición mi podcast.

 

 

 

                                   *****          *****          ***** 

Abogado en Suiza
 

Si te suscribes, en el email de bienvenida que recibirás, te  contaré cual es mi especialidad en el mundo del derecho, cuales son mis servicios, cómo, cuándo y cuánto facturo por mis honorarios en el despacho.  Y también porqué facturo de esa forma.



Pero esto, y mucho más, no te lo voy a contar como otros abogados, ya sea a través de la página habitual y común que tienen (la clásica página web, con las generalidades típicas --que se dan por descontado--, como listados de servicios, currículums, publicaciones, etc.), o ya sea a través de los típicos boletines o emails informativos, de copia y pega.

En un abogado se presumen sus conocimientos, competencia, experiencia y profesionalidad. ¿Para que repetirla y señalarla si se os pueda dar información relevante que dará fe y testimonio de ello?
 
En la mayoría de webs de abogados  suele incidirse en ello, todos saben de muchos temas, y tienen un montón de experiencia en infinidad de asuntos. Ese suele ser el contenido típico de relleno de cualquier página de abogados común, la cual que no aporta nada al cliente.

 
Yo no creo que haya que explicar o indicar mucho sobre ello, ni por supuesto presumir de ello. Y no es porque no pueda. Pero yo prefiero responder cuando me consultan directamente.


En cambio, una página de un abogado puede aportar, más allá de su currículum y localización, otro tipo de contenido y material. Me refiero a suministrar regularmente informaciones eminentemente prácticas y relativas a casos y cuestiones recurrentemente consultadas por los clientes al abogado.
 
Eso entiendo que es una importante información, además de ser muy valiosa para sus posibles clientes e interesados en temas jurídico-legales.

Por ello, y para que por ti mismo valores el contenido e interés de la información diaria que puedes recibir si te suscribes a esta lista de correo, te voy a adjuntar algunos ejemplos de los emails que mando a mis suscriptores, son estos:


Ejemplo de email nº 1.

Título: Sobre los honorarios en Suiza y como no arruinarse, si eres listo.

Respecto al asunto de los honorarios, si no lo tienes en cuenta desde el principio, puede ser como si se te ocurre pagar una ronda a tus amigos en un pub o en un bar cuando no sea el mejor momento. Siempre es igual, aquí, en el extranjero, o en la Conchinchina. 

Imagínate esta típica historia, una tarde se te ocurre irte de copas con los amigos, ya has dejado atrás la tarde, y llevas varias horas de noche de fiesta. Os vais a tomar la última a un sitio que os han recomendado, porque es el último que cierra, o el que más de moda está.

En pleno fragor de la batalla  o de la fiesta, o en pleno festival, como tu quieras, sin saber los precios de las copas, o las consumiciones,  decides empezar a pedir rondas e invitar además de a tus amigos a unos cuantos/as que andaban por allí. Llegados a este punto, no creo que los camareros o dueños del local te pregunten si llevas dinero o no, ni la marca de whisky que te servirán, puede que te sirvan la mas cara, si pueden. O no, depende.

Si  tú tampoco preguntaste cuanto costaban las copas, ya no sabes lo que te puede esperar. O si los costes de la fiesta se han desmadrado o no. 

Al final a las 6 de la mañana te espera el vigilante de seguridad en la puerta y te "entrega" la factura por lo consumido. Ah, eh, oh, umm.  500 francos o euros., como sea.  Tienes una opción, pagar. En algunos países que no aceptan tarjetas para pagar, o prefieren dinero metálico, te acompañan al cajero, o a la comisaría más cercana.

Ahora imagínate esto, pero en el contexto de en un despacho de abogados.
 
En la mayoría de los casos te dirán lo que te van a cobrar para empezar a llevarte el asunto, y te pedirán un adelanto a cuenta de los honorarios, las tasas judiciales, etc. Puede que te informen bien o no de lo que pueden llegar a ascender sus honorarios, puede que tu aceptes por empezar la fiesta y puede que sin saberlo se transforme en una barra libre que te cueste un riñón.

Un proceso judicial puede ser como el presupuesto de la obra de reforma de lo que sea. El constructor te hace el presupuesto, pero después la mayoría de las veces lo supera y con creces, por los motivos que sean. El abogado y el constructor si saben lo que puede costar o los extras que habrá, otra cosa es que te lo digan.

¿Cuál podría ser el final de está historia? Mira el título del email y hazte una idea.
 
Hay divorcios el los que se trabaja mucho y se reclaman muchas cosas al otro cónyuge, y se discute, y se buscan informaciones económicas del otro, se piden informes periciales, etc. etc. etc.,
 
 
En un divorcio así,  te puedes plantar  2-3 años pleiteando, y esa es otra, la duración del procedimiento,   es normal que te gastes no menos de 20.000 ó 30.000 fr. Quien dice un divorcio dice otros procedimientos civiles o penales.
 
Aquí en Suiza no es como en España, hay un gran intercambio de escritos, por escrito, valga la redundancia. Cuanto más escritos más trabajo y más coste. A buen entendedor .... En España el procedimiento en eminentemente oral. Aquí no. Además aquí se cobra habitualmente por horas de trabajo. 
 

Seguro que te preguntarás cómo evitarlo.

 
Pues ayuda dar con el abogado correcto, que te deje las cosas claras desde un principio, todo bien aclarado y firmado.  Y si puede ser trabajando con un abogado como yo, que emite una factura y liquidación mensual con los trabajos detallados para que no te lleves sorpresas. Y así incluso puedas ver que hace el abogado cada mes, y verás si te cumple o no.  Ello te permitirá decidir si te interesa seguir con ese abogado o no. En mi caso, no me han retirado nunca hasta la fecha un mandato o encargo profesional. 


Es así, te puede gustar o no, pero eso es lo que hay.

 
En mi despacho, el tema de los honorarios se trata como un asunto primordial para los clientes, y se explican con detalle.

Desde ahora ya está en tu mano la decisión, sobre si quieres irte de fiesta conociendo lo que cuestan las cosumiciones o, si las copas del personal  corren de tu cuenta.

PD: Según las últimas estadísticas y encuestas en uno de los más importantes anuarios de la Abogacía en 2019, allí se establece como uno de los puntos de mayor importancia y más valorados por los clientes de los despachos de abogados, la claridad y transparencia a la hora de fijar los honorarios profesionales en el correspondiente encargo profesional realizado  al abogado. 
 
 
Pues bien, si esto te interesa, has de saber que sobre este asunto escribo algunas veces al año, poniendo ejemplos concretos y con costes reales según el caso. Por lo que, si te suscribes  al email diario, recibirás cumplida información sobre el tema. Por ejemplo, en los emails que trato este tema,  se explican los costes de desplazamiento, administrativos, tasas judiciales y/o administrativas, etc., y cuando proceden o no.
 

2.
 
Título: Sobre como contratar al Equipo A (*) de los abogados, a veces gratis 


Al Equipo A se le contrataba por lo que se sabía de él por el boca a boca. No tenían un teléfono ni una dirección de contacto. Pues como muchos sabéis estaban en busca y captura. 

Después de contactarles había que convecerles y pagarles en la mayoría de los casos, pero en otras ocasiones no cobraban por sus servicios, lo hacían gratis, por la patilla como se dice en España.

¿Sucede esto en realidad aquí en Suiza? ¿O solo en la televisión o el cine?

Lo digo porqué hay clientes que intentan contratar al Equipo A aquí en Suiza a veces lo consiguen, otras no. Y si logran contrartarlo,  a veces será gratis, pero en cambio otras no. 

Vamos a dejarnos al Equipo A al lado, y pasamos a ver cuando de lo que se trata es de contratar a un abogado. Tanto en un encargo privado, como en un encargo de oficio (por el beneficio de la justicia gratuita), es decir a a sueldo de la autoridad competente que asuma sus honorarios. 

Tanto en los tribunales civiles como en los penales cabe la posibilidad de contratar a un abogado a cargo de las autoridades judiciales competentes ya sean cantonales o de otra jurisducción. 

Hay muchos abogados que aceptan encargos profesionales y que finalmente no pagan los clientes. Hay que dar con el abogado o despacho que lo haga, que no son muchos pero siempre hay. 

Suele haber una límite cercano a los 4000 francos de salario mensual, hay que analizar otras cuestiones como los ahorros o deudas que puediera tener el cliente, y en definitiva los ingresos y gastos mensuales. Para ello hay que rellenar una solicitud que se entregará al Tribunal o autoridad lo antes posible para que se pueda valorar por éste si le pagará al abogado. La solicitud no es complicada de rellenar, el abogado puede aceptar el trato o no, esa es su decisión, claro. También el abogado puede recibir un anticipo y se informará de ello al Tribunal. El pago de los honorarios del abogado se hace al final del juicio, por eso hay abogados que cuando es posible solicitan un anticipo a cuenta. El pago que hace el juzgado de los honorarios es de alrededor 200 -220 francos por hora, y suelen tener unos límites respecto a las horas que se facturen. 

Por último decir que si el cliente que recibe la ayuda o beneficio de la justicia gratuita, estará obligado a devolve rese dinero si en los años siguientes su situación económica mejora y se dan las condiciones para devolverlo. Y el juzgado le preguntará e incluso solicitará información fiscal para comprobarlo.

Esa opción está presente para muchos procedimientos, recursos, etc. 

Por lo que si no se dispone de muchos recursos económicos hay que analizarla; pregunta a tu abogado, pues si el no puede aceptar el encargo si uede recomendarte quizás a otro abogado que lo haga.


(*título de una conocida serie de TV de los 80)

 
 
 
* * * * * * *



Pues bien, como te he ido diciendo, si te suscribes recibirás cada semana, al menos un email nuevo con informaciones, en mi opinión,
muy valiosas sobre algunos de tus derechos y obligaciones en Suiza, y muchas veces relacionados 
con otros países como España
y por supuesto países de habla hispana, en su mayoría de América



Desgraciadamente, no recibirás los emails ya remitidos, pero estos están recopilados y algunos
de ellos los selecciono y los voy a ir añadiendo más abajo con carácter quincenal.


Es aquí, justo debajo, dónde suscribirte a esta interesante lista de correo y saber donde empieza tu libertad y termina la del otro. *ver nota al pie de página

 
Suscribirte no cuesta dinero. Darse de baja tampoco.

Ya sabes, es para Suiza;  ¿gratis?


Efectivamente, tú por apuntarte no tienes que pagar nada. 

Aquí abajo.

 
 
Abogado en Suiza
Ya para terminar, y dejando el tema de la suscripción, te comento algunas cuestiones más.
 
Como deberías saber, un abogado tramita y/o gestiona muchos tipos de asuntos o casos.
 
Hay ocasiones que se resuelven con gestiones ante autoridades públicas/administraciones; otras veces se trata de gestiones de mutuo acuerdo entre varias partes; obviamente se tratan asuntos tanto privados, como públicos (con intervención de Autoridades públicas). 
Por otro lado hay asuntos contenciosos, ante autoridades/administraciones públicas y personas privadas.
Simplemente, para que conozcas algo más de mi, y mi forma de trabajar y pensar --y para que especialmente veas si te interesaría suscribirte a la lista de correo--, decirte que que yo represento a personas físicas y a personas jurídicas (sociedades, fundaciones, etc.). En mis emails informativos trato ambos supuestos. Y además trato temas relacionados con lo que te cuento a continuación.
Como te decía, mis emails son sin copia y pega, el texto e informaciones que aparecen allí son confeccionadas por mi, según mi saber y mi experiencia con mis clientes en Suiza y España.   Esto te puede gustar o no, pero ese es mi estilo. Claro.
 
En mi despacho, cuando el encargo profesional lo requiere, y especialmente en asuntos contenciosos, se fija una reunión específica con el cliente para fijar una estrategia judicial, extrajudicial, o combinada, que nos ayude a obtener la resolución de dichos casos.
 
La fijación de la estrategia es básica y muy importante, para ello se analizan diversos escenarios y distintas ramas del derecho, se decide una planificación, y en consecuencia se adopta la estrategia más adecuada a seguir en cada caso. 
 
Por supuesto, se discute y se habla de ella con el cliente. 
Yo siempre voy a dar, cuando el caso lo permita, diversas opciones de actuación y yo seré quien fije y determine la estrategia, por algo soy yo el profesional.
 
En mi opinión, siempre vale más un acuerdo, que un pleito. En España se dice "mas vale un mal acuerdo que un buen pleito" o "juicios tengas y los ganes", pues esto se aplica igual en Suiza, os lo digo yo. Huid de quien no os diga esto bien claro.
 
Esto no quiere decir que un mal acuerdo sea óptimo o que lo pretenda el abogado, ni mucho menos.  Al menos no en mi caso.
 
Cuando las circunstancias lo permitan se debe hacer así. Está claro que otras veces sucederá lo contrario, según la postura que te toque defender.
Por último, otra cosa que te debo decir, es que yo no soy el abogado de las causas perdidas. 
Y que milagros a Lourdes. 
 
Así que, en causas perdidas y milagros, ya puedes saber que mis servicios te costarán más caros de lo normal.
El precio de obtener satisfecho el deseo de acudir a los tribunales para ver que dirá el Juez en un caso perdido, no resulta barato nunca.

Mas claro....agua. Te lo digo por lo de la claridad de la que hago gala.

Como verás si te suscribes y lees los emails semanales, no escribo para gustarte o para conseguir tu aprobación, sino para que tengas información importante y práctica al alcance de la mano. Y si con eso te evito cometer algún error que otro, mejor que mejor. 

Por último, aunque no lo haya dicho hasta ahora --aunque me parece que es evidente-- mi objetivo es, obviamente también, venderte mis servicios (algunos ya están a tu disposición en esta página web), siempre y cuando algún día los requieras, y llegado el caso me puedas contratar.

 

* La frase del filósofo y escritor francés Jean-Paul Sartre, dice así:  "Mi libertad se termina donde empieza la de los demás".

Jose R. Tent  

Dirección del despacho: Falanga & Partner, Jose R. Tent, St. Jakobs Strasse 11, 4052 Basilea, Suiza;

Tel: 0041 61 273 6612 Email: josetent@yahoo.es

Dirección postal: Falanga & Partner, Jose R. Tent, Postfach 249, 4010 Basel,Suiza

Las informaciones que aparecen en esta web no suponen ningún asesoramiento legal, simplemente son informaciones y/o consejos según mi leal entender y mi experiencia en la plaza. Para recibir asesoramiento concierta una cita, y encarga un mandato o encargo profesional conmigo.

Copyright: Jose R. Tent Rosello, Suiza (2012-2021)